Más

    Hay mas de un feminismo

    DOK.REVUE: Una reflexión sobre las documentalistas inspirada en el libro de Barbora Baronová Women on Women.

    Women on Women
    Autor: Barbora Baronová
    Autor: Mujer, Republica checa

    La representación de las mujeres en la industria cinematográfica es un tema importante para los estudiosos del cine, los productores, los organizadores de festivales e incluso las iniciativas recién fundadas (Film Fatales, Free the Work, The Topple List). Una revisión de la versión canonizada de la historia del cine que se cuenta desde el punto de vista de los hombres y principalmente tiene en cuenta las contribuciones de los hombres revela que las mujeres participaron abundantemente en la producción cinematográfica desde sus inicios, como directoras, productoras, editoras y guionistas. aunque con oportunidades limitadas para articular su experiencia subjetiva. Retrospectivamente, las mujeres que trabajan en largometrajes son por ahora las más apreciadas. Sin embargo, el objetivo de un proyecto como Women Film Pioneers no es elevar un género a expensas del otro, sino mostrar que las mujeres eran tan capaces, inteligentes e ingeniosas como los hombres. Entonces, no hay razón para que una determinada profesión se conecte únicamente con el segmento masculino de la población y para que ese segmento sirva de modelo de cómo debería ser, por ejemplo, un director.

    En el proceso de descubrir la realidad de que la historia del cine no es simplemente la historia de los hombres, se ha prestado mucha menos atención a la producción de no ficción, aunque incluso en el pasado, las mujeres han encontrado mucho más fácil encontrar su lugar en este sector. . Quizás esto se deba al hecho de que los gastos de producción de los documentales son generalmente más bajos y los equipos son menores, y porque, a pesar de su mayor importancia social, los documentales se consideran menos prestigiosos. La producción de largometrajes conlleva más dinero y la fuerzay, por lo tanto, es más tentador tratar de mantener la propia posición dentro de su estructura. Al mismo tiempo, según investigaciones extranjeras, el género de la persona en la posición de liderazgo también juega un papel en la decisión de la composición del resto de la tripulación. Es más probable que las directoras y productoras contraten mujeres para otros puestos. En el ejemplo de Checo documental, también se puede observar que las redes de ayuda y apoyo mutuos en la comunidad documental funcionan mejor que las de la producción de largometrajes comerciales.

    Mujeres sobre mujeres: cuerpos que importan
    Cuerpos que importan

    ¿Por qué mujeres y documentales?

    Varias formas de financiación pública, una serie de programas de trabajo en red, talleres y programas de subvenciones para el desarrollo y producción de documentales ayudan en gran medida a la obtención de contactos y financiación. Quien no ocupa una posición privilegiada en el sistema puede, por tanto, a través del documental encontrar una libertad relativa y contar sus propias historias con su propia voz. Considerar la cuestión del capital simbólico resulta especialmente importante en el caso del documental. Si uno de los roles de los documentales es mapear el estado de la sociedad, no debemos dejar de preguntar quién realiza el mapeo: desde qué posición, con qué oportunidades y con qué medida de autonomía. Esta es la única manera de descubrir los puntos ciegos en la forma en que la sociedad se refleja en el medio cinematográfico y descubrir cuán fielmente este reflejo refleja nuestra realidad.

    En los últimos años, la mayor representación de mujeres entre los documentalistas se ha hecho patente en cada presentación de los Oscar u otros premios. De los cinco documentales nominados este año a una Premio de la Academia, cuatro de ellos fueron dirigidos o codirigidos por mujeres (American Factory [2019], Democracia em vertigem [2019], For Sama [2019], Honeyland [2019]). Por el contrario, en los 92 años de historia de los premios, el número de mujeres nominadas al Oscar al mejor director de un largometraje es solo una más, es decir, un total de cinco. Las cualidades excepcionales de los documentales hechos por mujeres se explican de manera algo fundamental por la conjetura de que las mujeres son oyentes más empáticas y perceptivas y que pueden formar una conexión más fuerte con las personas que están filmando. Los hombres supuestamente empujan más sus egos a un primer plano y principalmente quieren contar historias que son importantes para ellos personalmente. Según esta interpretación, las mujeres tienen menos problemas para dar un paso atrás y permitir que los actores sociales pasen a primer plano.

    Pero, ¿están las mujeres realmente predispuestas a hacer documentales? O es que dadas las circunstancias sistémicas, simplemente es más viable que las mujeres realicen documentales, y su mayor reconocimiento en el campo es simplemente el resultado lógico de su mayor representación. Para comprender mejor esta dinámica, en la tradición de Bill Nichols debemos preguntarnos quién habla con quién sobre qué y a través de qué medios y tener en cuenta la posición de poder, el contexto del enunciado y la posibilidad de qué se puede compartir en el ámbito de un determinado discurso. Para las respuestas a estas preguntas, las declaraciones de los creadores individuales probablemente nos ayudarán más que cualquier dato estadístico. Y esto es exactamente lo que podemos encontrar en el libro de entrevistas publicado el año pasado, Women on Women (Ženy o ženách).

    Mujeres sobre mujeres-Barbora Baronová
    Mujeres sobre mujeres. Repro: mujeres

    Diversidad de perspectivas

    El autor del libro es un documentalista literario y editor Barbora Baronová. Las fotografías que acompañan a las entrevistas con cada uno de los 29 representantes del cine o documental literario son obra de Dita Pepe. La publicación, que surgió como parte de la disertación de Baronová en la Facultad de Comunicación Multimedia de la Universidad Tomáš Baťa en Zlín, es en cierto sentido innovadora, ya que hasta ahora no ha habido una encuesta igualmente extensa dedicada a las mujeres en el documental checo (no fue, por ejemplo, el proyecto de investigación «Cine documental checo contemporáneo», que tuvo lugar en el Departamento de Estudios Cinematográficos de la Facultad de Artes de la Universidad Charles de 2016 a 2019, pero este estudio no empleó una perspectiva de género).

    El libro encaja entre ciertos proyectos extranjeros que intentan hacer una adecuada contabilidad de las contribuciones de las mujeres en determinados campos profesionales y al mismo tiempo ofrece una rica historia oral para otras investigadoras que intentan comprender, por ejemplo, la posición específica de las mujeres documentalistas y qué dice sobre la industria cinematográfica actual. En lugar de darnos reflexiones generalizadoras, que como resultado solo pueden reforzar ciertos estereotipos de género y acotar el espectro de roles que se ofrecerán a las mujeres, se nos brinda un colorido desfile de historias y acceso a lo que estas documentalistas piensan sobre su trabajo, su profesión, y su posición en la sociedad. Si bien las entrevistas en sí van precedidas de una introducción a los problemas de la historiografía feminista, Baronová no ofrece deliberadamente una conclusión resumida. Ella respeta el diversidad de puntos de vista de las mujeres individuales y no intenta definir «escritura de mujeres» o «temas de mujeres».

    Si uno de los roles de los documentales es mapear el estado de la sociedad, no debemos dejar de preguntar quién realiza el mapeo: desde qué posición, con qué oportunidades y con qué medida de autonomía. Esta es la única manera de descubrir los puntos ciegos en la forma en que la sociedad se refleja en el medio cinematográfico y descubrir cuán fielmente este reflejo refleja nuestra realidad.

    No es la ambición del libro de Barbora Baronová llegar, sobre la base de 29 series de preguntas y respuestas que abarcan casi mil páginas, a una definición universal de «cine documental de mujeres».

    Tampoco es la ambición de este texto, en el que, utilizando las respuestas y las películas de dos entrevistados, examinaré dos caminos diferentes del gran número de posibles enfoques del cine documental que una mujer puede hacer a través del medio - y contrariamente a la discurso dominante - hablar por sí misma. Centré mi atención en un par de cineastas, confesé feministas, con quien se puede asumir que se acentuarán con más fuerza los temas relacionados con la mujer, y que, de acuerdo con el título del libro de Baronová, hablará como mujeres sobre las mujeres.

    Olga Sommerová
    Olga Sommerová. Foto Dita Pepe

    El primero de ellos es Olga Sommerová, a quien Baronová incluyó en el libro porque, en sus propias palabras, "Ella es una de las voces feministas más fuertes del documental checo". Baronová también vinculó al segundo documentalista seleccionado, Martina Malinová, a feminismo in la explicación de su libro Mujeres sobre mujeres, publicado por dok.revue: «Invité a Martina Malinová a unirse al proyecto en su calidad de autora feminista de algunos películas más experimentales. »

    En los años ochenta, después de estudiar cine documental en FAMU, Olga Sommerová realizó por primera vez documentales sociales. Más tarde, los retratos cinematográficos de personajes destacados se convirtieron en su área de especialización. Siempre le fascinaron las mujeres audaces con historias de vida complicadas que enfrentaron la opresión del régimen y las condenas de la sociedad. Una historia de lo corriente sin gran drama o heroísmo no es su área de interés, y en eso se diferencia de su compañera generacional Helena Třeštíková, quien, en sus propias palabras, intenta «capturar la vida que nos rodea en toda su banalidad». 1). Esto a menudo toma la forma de nazi or comunista totalitarismo (Czech Student Uprisings [České Studentské revolty, 2016], (Věra 20 Committee for the Defence of the Unjustly Prosecuted [Výbor na ochranu nespravedlivě stíhaných, 20], Siete luces [Sedm světel, 2008], Comité de Defensa de los Injustamente Procesados The Lost Soul of a Nation: Loss of Faith [Ztracená duše národa: Ztráta víry, 2018]). El alma perdida de una nación: pérdida de la fe En las narrativas de las películas de Olga Sommerová, los lados del bien y del mal suelen estar claramente demarcados y separados.

    Como las retrata Sommerová, las mujeres, debido a un sistema profundamente patriarcal, no podían desarrollar plenamente sus talentos, ya sea por escrito (The Immortal Star Božena Němcová [Nesmrtelná hvězda Božena Němcová, XNUMX]), [Nesmrtelná hvězda Božena Němcová, 1997]), sport (Věra XNUMX), o cantando y actuando (Cervena [Červená, XNUMX], (Věra 68 [2012]), o cantar y actuar (Cervena [Červená, 2017], The Magic Voice of a Rebel [Magický hlas rebelky, XNUMX]); sin embargo, al mismo tiempo, nunca dejaron de resistir la injusticia. [Magický hlas rebelky, 2014]); sin embargo, al mismo tiempo nunca dejaron de resistir la injusticia. Sommerová ve la mediación de las historias de mujeres en sí misma como una forma de resistencia contra el dominio de las historias contadas por hombres. Como dice en el libro, en su infancia no tuvo otra opción que leer libros escritos por hombres, que en ese momento le parecían normales. Su trabajo ofrece un correctivo en forma de punto de vista femenino y da cuenta de las experiencias de las mujeres. Con ella pretende «despertar en las mujeres la conciencia de que tienen derecho a una vida en igualdad de condiciones» 2). También da preferencia a las mujeres por el hecho de que trabaja con ellas «mucho mejor que con los hombres». 3) Le gusta hablar con las mujeres y encuentra fácilmente temas comunes con ellas.

    Cervena
    Cervena (Červená)

    Con la excepción de su retrato del ladrón. Máňa (Máňa Máňa (Máňa Máňa Ten Years Later [Máňa po deseti letech, 2003]), </i>que percibe como una anomalía en su filmografía que la obligó a abandonar ciertos principios (por ejemplo, la autorización del protagonista para la película resultante), Sommerová ofrece exclusivamente modelos positivos, mujeres valientes, luchadoras, que no pierden la esperanza. [Máňa po deseti letech, 2003]), que percibe como una anomalía en su filmografía que la obligó a abandonar ciertos principios (por ejemplo, la autorización del protagonista para la película resultante), Sommerová ofrece exclusivamente modelos positivos - mujeres valientes, luchadoras, que no pierden la esperanza. Sin embargo, su selección de héroes y heroínas fundamentalmente positivos, cuyas transgresiones ocasionales son ignoradas («¿Qué me importa que una persona que hizo algo asombroso tenga algunos pecados, y no me refiero a los mortales?») 4), es no motivados simplemente por el deseo de aumentar la confianza de las mujeres en sí mismas. En su entrevista, Sommerová cita el axioma del documentalista británico clásico John Grierson, diciendo que el documental debe estar al servicio de la humanidad y la democracia. Por eso es aceptable idealizar a las mujeres, y en algunos casos incluso a los hombres, y convertirlos en modelos a seguir. De su entrevista y también de sus películas, queda claro que Olga Sommerová está interesada en personas de las que podemos estar orgullosos: lo excepcional, no lo común.

    The Magic Voice of a Rebel [Magický hlas rebelky, XNUMX]); sin embargo, al mismo tiempo, nunca dejaron de resistir la injusticia.
    The Magic Voice of a Rebel [Magický hlas rebelky, XNUMX]); sin embargo, al mismo tiempo, nunca dejaron de resistir la injusticia.

    Con respecto a la orientación temática declarada, es lógico que Sommerová elija repetidamente historias que tienen lugar total o al menos parcialmente en el pasado. Sus respuestas en su entrevista con Barbora Baronová también indican que ella considera las condiciones actuales para las mujeres incomparablemente más favorables que las del pasado. Ella asocia la discriminación agresiva del patriarcado contra las mujeres principalmente con el comunismo (que apoya, entre otras cosas, con sus desagradables experiencias personales con Lubomír Jakeš, el ex director de la productora Krátký Film). Ella siente que aunque las mujeres todavía son discriminadas, también tienen más confianza en sí mismas. Son más conscientes de sus derechos y su valor, y ahora son más capaces de luchar por su posición tanto en la sociedad como en sus familias. Según Sommerová, incluso en su profesión, ya no es difícil para una mujer lograrlo. Esto se debe, entre otras cosas, al hecho de que supuestamente los hombres no acuden en masa al medio: «El cine documental es absolutamente una profesión de mujeres. Sin lucro, sin fama. Para los hombres, el documental es una especie de profesión exigua. Los hombres quieren dinero y fama mundana »5).

    Vera 68
    Vera 68

    Sin embargo, en opinión de Sommerová, la emancipación no significa una autonomía total y una vida sin pareja. Desde su perspectiva, el cumplimiento de los roles de la mujer requiere ante todo de la familia: «La mujer es lo primero porque la familia depende de ella - y familia es la base del estado. Por tanto, las mujeres son la base del Estado ». 6) En una sección diferente de la entrevista, Sommerová expresa el pensamiento de que las mujeres« prefieren la vida, el amor, las relaciones, lo que es más fundamental en la vida ». 7). Este entendimiento se refleja en su película. Los padres solteros (Samoživy, 2015), una de las pocas que se desvían de su serie de retratos de personas extraordinarias. Concedido ella se basó Los padres solteros Desde su perspectiva, el cumplimiento de los roles de la mujer requiere ante todo de la familia: «La mujer es lo primero porque la familia depende de ella y la #familia es la base del Estado. Así, las mujeres son la base del Estado ». XNUMX) En una sección diferente de la entrevista, Sommerová expresa el pensamiento de que las mujeres« prefieren la vida, el amor, las relaciones, lo que es más fundamental en la vida ». XNUMX). Esta comprensión se refleja en su película Single Parents (Samoživy, XNUMX), una de las pocas que se desvían de su serie de retratos de personas extraordinarias. Es cierto que basó a Single Parents en el testimonio de madres solteras desesperadas (y un padre soltero), pero describe sus vidas sin pareja como una lucha constante y agotadora por una existencia digna. Solo los pocos minutos finales de la película están dedicados a una posible solución a esta difícil situación, que podría provenir del lado del estado. La mayoría de las veces, sin embargo, las madres permanecen en la posición de víctimas despertando simpatía. Las protagonistas de su película What Women Dream Of (O čem sní ženy, 1999), basada en el testimonio de mujeres con dificultades en la vida, obviamente fueron seleccionadas con criterios similares.

    Con qué sueñan las mujeres-Olga Sommerová
    Con qué sueñan las mujeres, de Olga Sommerová

    Como documentalista, Olga Sommerová suele permanecer en un segundo plano y dejar que otros hablen. Sus películas no reflejan explícitamente sus propias opiniones personales. Se pueden ver principalmente en su elección de temas y el método de su encuadre. También se desprende del concepto del documental mencionado que el énfasis de su trabajo está en la fuerza solitaria de una persona y el poderoso drama de los individuos más que en el colectivo. Sommerová utiliza técnicas estilísticas propias del documental expositivo: cabezas parlantes, metraje de archivo, acompañamiento musical no diegético. No intenta socavar los patrones narrativos tradicionales, que suelen estar conectados con la ideología dominante. No busca nuevos significados y explicaciones, sino que mantiene las interpretaciones habituales. El trabajo documental de Sommerová también parece clásico porque en términos de valores sigue los pasos de su pareja. Jan Špáta. Aunque la filmografía de Olga Sommerová es rica en motivos feministas, está claro que su objetivo no es descubrir un lenguaje independiente del discurso masculino.

    Martina Malinová
    Martina Malinová. Foto Dita Pepe

    Una combinación de observación participante y práctica periodística

    Muchos signos de lo que algunas feministas francesas denominaron escritura de mujeres (écriture féminine) se pueden encontrar en el guión de documentalista, activistay la poeta Martina Malinová. La diferencia de enfoque que la distingue de Sommerová es evidente de inmediato. Por lo general, se coloca frente a la cámara, se involucra activamente en la historia y revela su posición sobre el tema. No intenta ocultar sus debilidades y dudas sobre sí misma y también sobre los protagonistas de sus películas (ver película Vamos a bloquear [Několik Let, 2014], en el que muestra un bloqueo fallido de una antigua granja de cerdos en la ciudad de Lety). No tiene miedo de exponer su cuerpo (en el ensayo feminista «corpóreo» Mujer Hueso de la canción de rosa [Žena Růže Píseň Kost, 2017]) o su cosmovisión, por radical que parezca (en la película de los estudiantes No has de robar [Nepokradeš, 2013], en el que confiesa haber cometido robos en tiendas contra el sistema). En lugar de conmover a los espectadores con historias emocionales y tranquilizarlos con hechos sobre los que existe un consenso, los obliga a adoptar su propia postura sobre temas ambiguos.

    Malinová suele intentar cuestionar el statu quo con sus películas en lugar de preservarlo, ofreciendo alternativas a la interpretación «oficial». De manera similar podríamos caracterizar las películas de Karel Vachek, su maestra de FAMU, quien dice Malinová, a pesar de su aversión inicial, “inspira, fascina y entretiene” 8). Aparte de cine documental en FAMU, Malinová también estudió antropología social, estudios de medios y comunicación y periodismo. Sólo en el documental, que describe como «una combinación de observación participante y práctica periodística» 9), descubrió una plataforma que le permitió incorporar sus conocimientos de campos individuales.

    Bodies That Matter (XNUMX), Malinová etiqueta estas obras como «documentales televisivos narrativos que la gente normal ve». En ellos, se centra en temas como las mujeres sin hogar ( Watch out!: Unprotected Women [Nedej se! Ženy bez ochrany, XNUMX]), feminismo (Queer: There’s More Than One Feminism [Queer: Není jeden feminismus, XNUMX] y Watch out!: Unprotected Women [Nedej se! Ženy bez ochrany, XNUMX]), feminismo ( Queer: Poetry Has No Body [Queer: Poezie nemá tělo, XNUMX]), embargo de propiedad ( Watch Out!: How Distraint Happens [Nedej se! Jak se peče exekuce, XNUMX]), y violación ( Mark of the Times: Six Myths About Rape [Otisky doby: Šest mýtů o znásilnění, XNUMX]). ¡Cuidado! (¡Nedej se!), Marca de los tiempos (Otisky doby), y Queer. En contraste con sus películas de estudiantes más experimentales, por ejemplo, el poema salvaje y desnudo Cuerpos que importan (2017), Malinová etiqueta estas obras como «documentales televisivos narrativos que la gente normal ve». En ellos, se centra en temas como las mujeres sin hogar (¡Cuidado !: Mujeres desprotegidas [Nedej se! Ženy bez ochrany, 2016]), feminismo (Queer: hay más de un feminismo [Queer: Není jeden feminismus, 2017] y Queer: huellas del feminismo de Brno [Queer: Stopy brněnského feminismu, 2018]), poesía queer (Queer: la poesía no tiene cuerpo [Queer: Poezie nemá tělo, 2018]), incautación de propiedad (¡Cuidado !: Cómo ocurre la distracción [Nedej se! Jak se peče exekuce, 2015]) y violación (Mark of the Times: Seis mitos sobre la violación [Otisky doby: Šest mýtů o znásilnění, 2018]).

    Sin embargo, como la directora le confía a Baronová, ella ya se siente tan cómoda y segura de sí misma en el cine activista que ha dejado de disfrutarlo. Este pensamiento podría estar relacionado con el hecho de que apenas está comenzando su carrera como directora y todavía está buscando su estilo (después de todo, ella misma dice que en un momento dado se ve completamente diferente, al igual que sus películas). Sin embargo, al mismo tiempo, esta afirmación refleja la forma de las películas de Martina Malinová: no presentan verdades pulidas con autoridad, sino que capturan exámenes de un tema determinado, así como el autodescubrimiento de la autora y la aclaración de su posición sobre el tema que es. rodaje. Por ejemplo, Malinová considera que el feminismo, un tema que podríamos asociar con la mayor parte de su filmografía hasta ahora, es un tema sobre el que ya ha dicho todo lo que quiere, por lo que no necesita abordarlo más en sus películas. (aunque agrega que esto de ninguna manera significa que dejará de trabajar por la igualdad de las mujeres o de cuestionar los valores de los hombres).

    Drzost II
    Drzost II

    No tiene nada que ver con el género

    Como dice Malinová en el libro, al principio buscaba su propia feminidad a través de sus películas porque sentía que le faltaba «la capacidad de desarrollar su lado femenino». Entonces se dio cuenta de que podía tener el lado masculino y el femenino en equilibrio. De su entrevista se desprende claramente que, a diferencia de Sommerová, ella no ve género identidad como una categoría fija a la que podemos atribuir ciertas características, pero más como un concepto fluido y cambiante: negociación constante y búsqueda de dónde encajamos. Tampoco ve los mundos masculino y femenino como esferas distintas en el ámbito de la cinematografía documental. Según Malinová, la diferencia no radica en si una película en particular fue hecha por un hombre o una mujer, sino en qué tipo de persona es el autor: «Cada uno de nosotros es una persona diferente, por eso tengo diferentes enfoques a mi trabajo. No tiene nada que ver con el género »10).

    Malinová admite que su estilo difiere del de directores como Erika Hníková, Helena Třeštíková # y Olga Sommerová, pero sus razones para decidir hacer películas sobre mujeres son similares: le gusta crear espacio para las mujeres porque normalmente no tienen mucho. Sin embargo, de la dirección temática de sus películas se desprende claramente que considera que las desventajas que enfrentan las mujeres hoy en día son un asunto urgente que aún está lejos de resolverse. Al mismo tiempo, no se centra solo en las mujeres que han hecho o vivido algo extraordinario, sino que indica que en el futuro le gustaría dedicar más atención a las personas «que están un paso por delante de nosotros, que pueden inspirar nosotros »11). Sin embargo, a partir de su trabajo existente, podemos ver que lo que le interesa más que las grandes historias y los mitos son las cosas con las que tiene experiencia personal. Hasta ahora ha elegido a los actores sociales basándose no en si son figuras conocidas, sino en si tienen algo que decir sobre un tema determinado.

    Cada uno de los cineastas presentados brevemente anteriormente ofrece, tanto en el libro como en su trabajo, una respuesta diferente a la pregunta de cómo es posible expresar la experiencia y la identidad femeninas subjetivas a través del medio cinematográfico: cómo es posible resistir las estructuras de poder y sus métodos de narrar las experiencias de la vida. Simplemente como mujeres que hacen películas dedicadas a las mujeres, Sommerová y Malinová están contribuyendo a la liberación de las mujeres de las posiciones definidas por los hombres o en relación con los hombres y están abriendo nuevos caminos para que las mujeres se representen a sí mismas. Con sus películas, ambas directoras crean espacios en los que las cuestiones feministas pueden ser consideradas y contempladas a través de las palabras y los cuerpos de las mujeres. Cada uno de ellos lo hace de una manera tan diferente, basada en diversas experiencias de vida, marcos socioculturales y creencias políticas, que juntos prueban que el título de uno de los documentales mencionados anteriormente es cierto: hay más de un feminismo. Utilizando otros ejemplos inspiradores, Women on Women muestra que la misma diversidad es característica de todas nuestras mujeres documentalistas y de su trabajo.

    La unión de las mujeres, la colaboración intergeneracional y la búsqueda de modelos y plataformas femeninas son temas que, como era de esperar, se repiten en todas partes. Women on Women. Cada uno de los cineastas presentados brevemente anteriormente ofrece, tanto en el libro como en su trabajo, una respuesta diferente a la pregunta de cómo es posible expresar la experiencia y la identidad femeninas subjetivas a través del medio cinematográfico: cómo es posible resistir las estructuras de poder y sus métodos de narrar las experiencias de la vida. Simplemente como mujeres que hacen películas dedicadas a las mujeres, Sommerová y Malinová están contribuyendo a la liberación de las mujeres de las posiciones definidas por los hombres o en relación con los hombres y están abriendo nuevos caminos para que las mujeres se representen a sí mismas. Con sus películas, ambas directoras crean espacios en los que las cuestiones feministas se pueden considerar y contemplar a través de las palabras y los cuerpos de las mujeres. Cada uno de ellos lo hace de una manera tan diferente, basada en diversas experiencias de vida, marcos socioculturales y creencias políticas, que juntos prueban que el título de uno de los documentales antes mencionados es cierto: hay más de un feminismo. Utilizando otros ejemplos inspiradores, Women on Women muestra que la misma diversidad es característica de todas nuestras mujeres documentalistas y de su trabajo.

    Este artículo apareció por primera vez in dok.revue, la única revista checa sobre documentales. Escrito por Martin Šrajer; Traducido por Brian D. Vondrak


    Notas

    1) Baronová, Barbora, Ženy o ženách. Praha a Zlín: Nakladatelství wo-men a Univerzita Tomáše Bati ve Zlíně, 2019, s. 516. Edición checa.
    2) Ibíd., Art. 724.
    3) Ibíd., Art. 721.
    4) Ibíd., Art. 720.
    5) Ibíd., Art. 728.
    6) Ibíd., Art. 724.
    7) Ibíd., Art. 721.
    8) Ibíd., Art. 458.
    9) Ibíd., Art. 457.
    10) Ibíd., Art. 477.
    11) Ibíd., Art. 474.

    Puede que también te gusteRELACIONADOS
    Recomendado para usted

    GÉNERO: El punto de vista de las mujeres japonesasUna visión exclusiva de los diferentes roles que desempeñan las mujeres japonesas en la sociedad.
    ART: La relación entre el arte y lo políticoAunque muchos de los mecenas actuales utilizan el arte como un pilar publicitario gigante, ¿qué puede hacer el arte cuando los políticos mienten?
    MEDIA: ¿Con cuánta anticipación tienes que saber lo que estás buscando?La elaboración de perfiles, el control de la información, los empujones que regulan el comportamiento y la venta de datos personales deberían ser la realidad, más que la realización de Internet como una red publicitaria.
    MODERNIDAD TARDÍA: El control de la sociedad y los rebeldesLa gente de hoy está ganando cada vez más control sobre su entorno, pero está perdiendo contacto con el mundo. ¿Dónde está el límite para las mediciones, garantías de calidad, cuantificaciones y rutinas burocráticas?
    COVID-19: Nadie conoce el futuroUna reunión de voces influyentes de todo el mundo para sopesar las posibilidades progresivas tras el COVID-19.
    DOK.REVUE: Hay mas de un feminismoUna reflexión sobre las documentalistas inspirada en el libro de Barbora Baronová Women on Women.
    - Publicidad -
    X